La memoria de las piedras

28-05-2021  |  CATEGORÍAS:  RUTAS  /  ARTEFACTOS  /  CARTOGRAFÍA  /  YACIMIENTOS  /  TURISMO

Resumen:

A través de una mirada a la España rural, que vivía de espaldas de sus tesoros arqueológicos, este artículo desvela a sus internautas las casualidades que llevaron al descubrimiento en 1876 de la ciudad romana de Lésera en Forcall, Castellón, Comunitat Valenciana, España, Europa.

La publicación, adaptada en 3 idiomas, se sirve de tecnologías de vanguardia para, en dimensión 3D, dar a conocer el estado actual del yacimiento, reunir todos los hallazgos en un mismo soporte y mostrar una documentación sencilla y por épocas. Además propone una visita virtual guiada por la reconstrucción de la domus del triclinium totalmente excavada, de este modelo 3D podemos pasar a visualizar el yacimiento al completo, también a la recreación virtual de la domus, o descargar la cartografía de los enclaves con licencias CC-BY-NC 4.0 .

El material, también adaptado a la accesibilidad (ficha y maqueta táctil con braille), cuenta con la impresión digital del modelo 3D de la domus ideal para la visita de invidentes. Estamos ante un tesoro divulgativo para todos los públicos y edades, con varios niveles de lectura, por la sencillez de su manejo, incluso para personas con diversidad funcional, que bien podría formar parte como herramienta docente y pretexto para una gincana cultural digital.
Fichas interactivas  PDF      English    Español   Valencià

La memoria de las piedras

por CHLOE MOSS │ AD&D 4D

​”Busca ​boton​citos  por tierra, cada ​uno que encuentres te daré un puñado d​e ​nueces” y con apenas 6 años, mientras guardaba las ovejas, con el mismo bastón con el que azuzaba al ganado, aquel niño revolvía la tierra para buscar, sin saberlo, monedas romanas, sin imaginar que aquella loma, por donde asomaba cada mañana el Sol, albergaba la ciudad romana de Lésera. Tampoco sabían los niños que tenían la suerte de poder ir a la escuela de Forcall, que cuando el maestro contaba la historia de la antigua Roma, con escuetas herramientas como la tiza y una desgastada pizarra, a apenas a 2,5 km de aquella gélida aula había una ciudad romana completa, expoliada eso sí, por los avatares de la historia.
A Lésera se la fue comiendo el desconocimiento y el silencio. Sus sillares de caliza acabaron en hornos para hacer cal y sus elementos arquitectónicos fueron reutilizados, como es habitual, para construir casas y bancales. Emplazada sobre una muela, toda la finca perteneció durante siglos al convento de los Dominicos de Forcall, de ahí que fueran los mismos forcallanos quienes bautizaron el lugar como La Moleta dels Frares”. Con la desamortización de las tierras de la iglesia en el siglo XIX, Liborio Molinos, un adinerado terrateniente de la zona y nieto de la familia que durante años arrendó estas tierras a la iglesia, consigue comprar la finca para su explotación agrícola. Mientras transforma el terreno y, sin esperarlo, va desenterrando una alarmante cantidad de tesoros: monedas, frisos, cerámica, enseres... por eso, y sin ser Liborio un hombre de grandes estudios, pedía a los niños de sus trabajadores que buscaran “botoncitos” para cambiárselos por un regalo que los pequeños consideraban incluso desproporcionado para la insignificancia del hallazgo.

   

Fue la casualidad la que levantó la condena de Lésera al silencio, cuando en 1876 el yacimiento se da a conocer públicamente por el catedrático de Anatomía Quirúrgica de la Universitat de València, Nicolás Ferrer i Julve quien opera de cataratas a la madre de Liborio Molinos, y ésta, que conoce los intereses arqueológicos del médico, desvela lo que allí está sucediendo. Lesera comienza a ser citada, aunque con un nombre impreciso, en los círculos cultos y arrancan así las primeras investigaciones, catas e interés público que desgraciadamente, conlleva también al expolio furtivo durante un siglo, hasta que en 1998 se declara el yacimiento BIC (Bien de Interés Cultural) para su protección.

UN PUZZLE SOBRE BASE TECNOLÓGICA

Abandonada, destruida, deteriorada, violada y enterrada, Lesera tiene mucha historia sin descubrir. La arcaica ciudad que vivió su esplendor durante 3 siglos (entre el año 14 ANE hasta el siglo III DNE), recibe ahora el abrazo de la cuarta dimensión tecnológica, tecnologías 3D que se brindan a preservar sus descubrimientos y le sirven como potente plataforma para unir las piezas de su historia borrada y desperdigada. Una inscripción encontrada en Morella, revela por fín su nombre, Lesera, que consiguió su estatus de ciudad en la época del Emperador Augusto.
 
Poco sabemos de Lésera porque solo se han hecho catas en unos pocos cientos de sus 78.000 m2. Eso sí, nos queda la tranquilidad de una Ley que protege el lugar y la sabiduría de los arqueólogos, así como el entusiasmo y la dedicación del director de la excavación, Ferrán Arasa, que no permitirán más vulneraciones. Ese impresionante trabajo arqueológico tiene ahora su espejo en las tecnologías 3D para regalarnos como internautas un viaje muy particular a un rincón único en el planeta. El lujo de poder volar como un pájaro sobre la “Moleta dels Frares” y conocer la envergadura del yacimiento, navegar por las diferentes etapas de su historia a través sencillas fichas de catalogación, tener reunidos en un solo soporte todos sus hallazgos o adentrarnos en su domus del triclinium, totalmente excavada y reconstruida en realidad virtual, son regalos que nos brinda la asociación AD&D 4D. Es cierto que el lugar enamora, pero más todavía cuando esas razones para la fascinación nos llegan cómodamente desde el lugar y el momento que elijamos a un solo golpe de clic, accionando por ejemplo, el teléfono que llevamos en el bolsillo.
 
El modelo 3D de Lésera, publicado en Europeana, insiste en la necesidad de democratizar el conocimiento y romper no solo barreras digitales, por la sencillez de su uso y lenguaje, sino también avanzar en una comunicación sin barreras para las personas con discapacidad visual, a través de audioguías y la impresión en 3D de la domus del triclinium, en el estado exacto en el que se encuentran los vestigios actuales de Lésera, con textos en braille.
A través de la  ficha de Lésera encontramos un vídeo 4k con subtítulos en 3 idiomas, la reconstrucción virtual de la domus, la preservación digital con licencias Creative Commons para investigadores de hoy y del futuro, además de un repositorio con todas las publicaciones sobre la ciudad romana. Todo este material nos ayuda a curar parte de la herida de lo que la historia destruyó y ahora la realidad virtual nos devuelve.
 
Las tecnologías no solo preservan y globalizan tesoros arqueológicos como Lésera, van más allá, despiertan el deseo, a quienes no conocen el enclave, de querer experimentar in situ las sensaciones de aquellos antepasados romanos, una curiosidad que alimenta el turismo cultural sostenible hacia una zona acechada por la despoblación. Mientras, los habitantes de Forcall se han volcado con la puesta en valor de su yacimiento mediante la celebración de la “Feria Ibero Romana de Lésera”. El evento, que incluye visitas guiadas, exposiciones de hallazgos, conferencias y debates sobre la trascendencia del Imperio Romano en nuestros días y ha contribuido a reforzar las señas de identidad de la población, junto con la edición de un cuento para niños titulado “El meravellós viatge de Libori”.

UNA HISTORIA QUE FASCINA

No se puede amar lo que no se conoce ni defender lo que no se ama y Lésera, enterrada en el olvido, resurge de la mano de las tecnologías para entrar en nuestras vidas y enamorar con su historia a futuros investigadores y gestores públicos, para que inviertan recursos en desenterrar los misterios que completen un puzzle, cuya propiedad pertenece a la humanidad. Las tecnologías democratizan y tienden puentes directos al conocimiento y al respeto.
Mucho ha cambiado la historia desde que aquel niño pastor buscaba con ingenuidad lo que creía que eran botones. Ahora, al menos bajo las leyes europeas, los niños ya no trabajan y tienen garantizada una escuela que les brinda oportunidades, una escuela que les habla el lenguaje visual y sencillo de las tecnologías de la comunicación, caminos más cómodos hacia la democratización del conocimiento, caminos que crean conciencia de respeto a un mundo que es de todos y como tal, generan un sentimiento de respeto hacia su conservación.

Video │- De la mano de Ferran Arasa, Doctor en Historia. investigador y profesor de arqueología en la Facultad de Historia Antigua de la Universitat de Valencia, nos introduce en la historia de Lésera, posiblemente la ciudad romana más grande que existió en la provincia de Castellón.

Maqueta táctil

La maqueta ha sido diseñada por el Doctor Jaume Gual Ortí Profesor Titular e investigador del Departamento de Ingeniería y Diseño de Sistemas Industriales, Universitat Jaume I (UJI)

ORCID ID orcid.org/0000-0002-2395-3651

 

Modelo 3D táctil a escala de la domus con códigos con acceso a contenidos audiovisuales y código de lecto-escritura braille

Modelos 3D

Por medio de los modelos tridimensionales enriquecidos podemos visitarlos bienes patrimoniales a través de sus puntos más significativos, que nos aportan información textualimágenesdocumentosenlacesaudio guías, etcétera.
Todos nuestros modelos están preparados para ser visualizados con gafas de RV, lo que proporciona al espectador una experiencia tridimensional e inmersiva. Esta plataforma, Sketchfab, también tiene implementada la tecnología RA

¿Te atreves a viajar en el tiempo?

Modelo 3D del territorio donde se ubica la Moleta dels Frares, el rio Cantavella y Forcall, Castellón, Comunitat Valenciana, España, Europa

2018-10-17 │Modelo 3D de la lápida Romana que da nombre a la ciudad romana de Lésera, Morella,  Castellón, Comunitat Valenciana, España, Europa. Coordenadas WSG89 : 40.618083, -0.102806

 

2020-10-01 │Modelo 3D de la domus de la Moleta dels Frares, Forcall, Castellón, Comunitat Valenciana, España, Europa

2018-04-02 │Modelo 3D de la zona arqueológica de la Moleta dels Frares, Forcall, Castellón, Comunitat Valenciana, España, Europa

Preservación digital del proyecto

Este proyecto se basa en la transferencia de conocimiento, la ciencia libre, la democratización y el fomento de la cultura y la tecnología. A través del siguiente DOI se puede descargar el proyecto de geomática bajo una licencia internacional Creative Commons CC-BY-NC 4.0.

 

La preservación digital podría considerarse una declaración de intenciones. Preservar y proteger este preciado legado cultural a través del tiempo, poniéndolo a disposición de la sociedad de hoy y de mañana

ANTERIOR SIGUIENTE
Una creación de AD&D 4D Creative Commons
Aceptar
En esta web usamos cookies propias y de terceros para proporcionarte nuestro mejor servicio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Más información aquí