EPOCA ROMANA

La Cultura Ibérica después de la II Guerra Púnica se integrará primero dentro de la República Romana con pocos cambios, para ir asimilando poco a poco el nuevo estilo de vida que presenta la sociedad romana. Así pues, la aristocracia ibérica irá sustituyéndose por la aristocracia romana, los pequeños asentamientos agropecuarios ibéricos por las villas rurales romanas, y las grandes poblaciones ibéricas en las nuevas ciudades romanas con un planteamiento urbanístico también típicamente romano, en donde los nuevos estamentos sociales que ostentan el poder se encuentra perfectamente integrados. Todo ello es un proceso que se inicia a principios del siglo II a.n.e. y queda perfectamente establecido a partir del cambio de era.

La base económica de esta nueva sociedad será prácticamente la misma, la producción agropecuaria, pero con una orientación más extensiva y en algunos casos la explotación minera.

En las rutas podremos ver los yacimientos de el Tossalet de Santa de Alcora, Vinamargo de Castelló, Benicató de Nules, Sant Josep de la Vall, la Vía Augusta en Benlloch y el Arco Romano de Cabanes.

SIAP. Servicio de Investigaciones Arqueológicas y Prehistóricas. Diputación de Castellón siap@dipcas.es | © Los autores
Aceptar
En esta web usamos cookies propias y de terceros para proporcionarte nuestro mejor servicio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Más información aquí